Becky Pippert: Dios no pide perfección para usarnos (Protestante Digital)

Jacqueline Alencar

Una entrevista a Rebecca (Becky) Manley Pippert, quien habló en el Comité de Lausana para el Evangelismo Mundial en Ciudad del Cabo.

5 de junio de 2011
Publicado en Protestante Digital.
Ver en página original

 

Becky está casada y ella y su marido Dick tienen 4 hijos adultos. Son los fundadores de Salt Shaker Ministries ( www.saltshaker.org ), un lugar para enseñar cómo ser testigos de Cristo de manera sensata y efectiva en la era posmoderna.

Viajan alrededor del mundo hablando y formando para el evangelismo personal en iglesias y en pequeño grupos, así como organizando eventos de alcance y promoción. Actualmente su labor se centra en Europa, por lo que han vivido en el Reino Unido los últimos dos años.

Becky ha escrito 9 libros, uno de los cuales, Out of the Salt Shaker (Fuera del salero), es un reconocido clásico sobre el evangelismo, llegando a ser considerado por Christian Today como uno de los libros sobre pensamiento cristiano más influyentes de los últimos 50 años. El autor americano Charles Colson la ha descrito como una de las comunicadoras del evangelio más animadas y efectivas en el mundo.

Pregunta. Por muchos años tu marido y tú habéis impartido vuestras conferencias Salt Shaker de formación en evangelismo en Europa y alrededor del mundo ¿Te ha sorprendido algo en tus viajes globales de formación de cristianos?
Respuesta. -Vimos que la mayoría de la gente tiene la misma sensación de ineptitud y los mismos miedos acerca de compartir sobre Cristo. Mi marido y yo hemos dado Conferencias Salt Shaker (conferencias de formación que enfocan el evangelismo de manera personificada y relacional) en los últimos años através de Europa, y antes de eso en África, Asia, Australia, Sudamérica y Norteamérica. ¡Y descubrimos que los creyentes comparten los mismos miedos! Temen ofender y ser rechazados. Temen no ser capaces de responder preguntas. Piensan que el evangelismo depende básicamente de sus destrezas y habilidades. Pero amenudo se olvidan de que es Dios el que va delante de ellos y que su tarea es cooperar con lo que Dios ya está haciendo en el mundo.

P.- Entonces, ¿cómo afrontas los temores e inseguridades de las personas al evangelizar?
R. – Creo que entender la doctrina de la encarnación es fundamental para un evangelismo efectivo. La mayor razón que la gente da para no testificar es su sensación de ineptitud . Pero la encarnación revela que nuestra incapacidad no es el problema –lo es el fracaso de entender lo que significa ser humano. Que fuimos creados para depender de Dios. Jesús dependía de Su Padre sin bochorno ni vergüenza -¡y nosotros debemos hacer lo mismo! Enfrentarnos anuestra ineptitud es de fundamental importancia porque nos lleva adepender del poder del Espíritu Santo. Dios no pide perfección para poder usarnos . De hecho, Su Poder se glorifica en nuestra debilidad.

La encarnación de Jesús también nos da un modelo efectivo de testimonio. Jesús se relacionó con el mundo de dos maneras: através de radicalmente identificarse en amor, y, al mismo tiempo, siendo radicalmente diferente en santidad. No siempre es un modelo sencillo de llevar acabo, pero el Señor nos ayudará avivirlo auténticamente si se lo permitimos.

P. ¿Cuáles son algunos de los mayores errores que las iglesias cometen cuando se plantean la formación evangelística?
R. – Un problema es que hemos convertido los métodos en primordiales. No son las técnicas las que liberan alas personas. Juan 8:32 dice que es la verdad la que nos hace libres. Eso significa que debemos entender primero lo que creemos. Luego debemos explorar cómo la verdad de Dios impacta aquello que decimos, aquello que hacemos y aquello que somos. Es nuestro mensaje lo que impacta nuestra metodología. Así que nuestra habilidad para “Saber lo que la historia dice ” es esencial. Acontinuación debemos aprender cómo “Transmitir la historia ”. No sólo son las destrezas de contenido las que necesitamos, también las destrezas de comunicación: ¿Cómo sacar el tema de la fe? ¿Cómo crear interés en aquellos que buscan sobre las cosas espirituales? ¿Cómo puedo compartir el evangelio si soy tímido?, etc. Pero sobre todo, se trata de profundizar en nuestras destrezas espirituales –teniendo fe en que Dios desea usarnos tal y como somos. No es confianza en uno mismo lo que nos hace falta para testificar –¡es confianza en Dios ! Así que en nuestra formación evangelística debemos centrarnos primero en nuestro entendimiento de la naturaleza y el carácter de Dios. Desde ahí, podemos trabajar el resto.

P. Oímos mucho que la cultura está cambiando. Si es así ¿no deberían nuestros planteamientos sobre la formación evangelística cambiar también?
R. – Me gusta lo que una vez escribió el filósofo francés Simone Weil: “Para ser siempre relevante, debes decir cosas que sean eternas”. Es decir, si queremos comunicar el evangelio de manera relevante acada nueva generación, entonces debemos confiar en los recursos eternos de Dios: su amor, su verdad y su poder. El amor de Cristo se verá cuando desarrollemos amistades verdaderas con no creyentes. Su verdad se expresará cuando llamemos su atención al Cristo irresistible y radical. Su poder debe subyacer todo lo que hagamos. Lo que nos hace efectivos en el evangelismo no es aprender nuevas técnicas. Si nuestras iglesias van aproducir evangelistas efectivos, entonces debemos formar agente para mostrar el amor de Dios, para depender del Espíritu de Dios, y para declarar la verdad de Dios . El reto es siempre cómo ser bíblicamente fiel y al mismo tiempo culturalmente relevante.

P. ¿Por qué piensas que tu libro Fuera del salero tuvo tanto éxito?
R. – Creo que parte de su atractivo es que ofrece una concepción del evangelismo que respeta aaquellos que buscan y que desea una relación auténtica con ellos; los anima aun estilo personal de testificar que se basa en la relación en vez de en un método memorizado. Y anima alos creyentes arelajarse y aaprender cómo ser ellos mismos. La mayoría de los creyentes que conozco en nuestros viajes no tienen amistades auténticas con no creyentes. Viven en una burbuja cristiana –y eso no era el estilo de Jesús.

P. ¿Cuáles son tus planes para este próximo año?
R. – Hemos establecido nuestra base en Belfast (Irlanda del Norte), pero la mayoría de los fines de semana hemos viajado através de Europa –como ya hicimos el año pasado. Vamos avarios eventos (campañas de evangelismo, conferencias nacionales, conferencias Salt Shaker, conferencias de formación para pastores). Este año fuimos aInglaterra, Suecia, suiza, Irlanda, Italia, Hungría, Finlandia, Noruega, y Eslovaquia. Lo creas ono, ¡nuestro calendario de conferencias para el 2012 ya está casi completo y estamos recibiendo invitaciones para el 2013!

R. Sé que tienes un lugar especial en tu corazón para España. ¿Por qué?
R. – ¡Madre mía! ¡Por tantos motivos! Estudié en España como universitaria durante un año (tanto en Madrid como en Barcelona). Me enamoré de la gente, la comida, la tierra -¡de todo! Además mi vida recibió una profunda influencia espiritual mientras estuve allí. Era una cristiana muy reciente cuando llegué. Tuve el tremendo privilegio de que Ruth Siemens (quien trabajaba para el IFES en aquella época) me pidiera que compartiera piso con ella en Barcelona. ¡Así que fui parte del GBU español original! Asistí a la Iglesia de la calle Verdi en Barcelona y me senté bajo la tremenda predicación de José Mª Martínez -¡todavía puedo recordar algunos de sus sermones! España siempre me llama.

P. ¿Cuáles son tus planes para el futuro inmediato?
R. – ¡Llegar a casa para ver a nuestros hijos y a nuestras madres este verano! Siempre estamos en casa para pasar el verano y el mes de diciembre –así que eso ayuda. Para cuando llega junio estoy deseando volver y verles. Sin embargo, qué regalo es poder tener SKYPE y correo electrónico –no puedo imaginar los sacrificios que los misioneros tenían que hacer antiguamente cuando se despedían por tanto tiempo.

Gracias, Becky, por recordarnos que un evangelismo efectivo no depende de nuestras destrezas y habilidades; debemos depender de Dios. Desde España te enviamos un abrazo y deseamos que continúes “fuera del salero” para bendición de otros.

Por cierto, has estado en muchos lugares del orbe, pero me parece que todavía no conoces Salamanca…

Traducción: Miriam Borham Puyal

Autores: Jacqueline Alencar

 

© Protestante Digital 2011