Amar a Dios es amar su creación, la avaricia está destruyendo el planeta

No se puede justificar el abuso del planeta Tierra con la Biblia en la mano. Es una de las conclusiones a las que llega Miguel J. Wickham, Máster en Geografía por la Universidad de Oxford en su último libro. “El mundo de la cultura cristiana ha usado algunos textos de Génesis cono pretexto para sus intereses materiales”, denuncia, y para contrarrestar esta realidad ha escrito el libro “Ecología y Cambio Climático. Una reflexión Cristiana” (Andamio, 2012), junto a Terence Pablo Wickham, licenciado en Economía por la Universidad de London y misionero evangélico en España. Lee la noticia en Protestante Digital.